Nancy patinadora y acompañante

Ya lo dije ayer en insta, ayer fuimos de Nancy patinadora y acompañante a inaugurar la temporada, equipados hasta las orejas, marido con patines nuevos incluidos. Por si hay alguna duda Nancy patinadora es él, que hace el águila real y yo soy la acompañante, que voy con los fisher price y suficiente tengo con no caerme de boca. Porque el culo ya me lo partí (literal), pero eso ya os lo cuento mas abajo.

IMG_7657

Lo de las ruedas y yo es un verdadero trauma, y eso que los fisher price y yo de pequeña nos llevábamos de maravilla. Esa época en la que crees que eres la leche patinando porque vas hacia adelante y no te caes (mucho). Luego descubres la utilidad del frenado y tu propia inutilidad por no saber hacerlo (al menos cómo y cuándo quieres) pero eso ya viene cuando creces un poco y lo de desollarte los codos en carne viva con el monopatín (que también hacíamos de eso, y como rascaba la puta lija!) como que no.

A lo que iba, que yo de pequeña patinaba, un dos, un dos, bicicleteaba (un, dos, un dos, gusanitos en la cestita) y monopatineaba (aquí pongamos uno solo que al dos nunca llegaba). Luego pasaron como…dejémoslo en 15 años por no abusar, en los que ni patiné, ni bicicleteé y mucho menos monopatineé y conocí a marido.

Marido que por supuesto llevaba el mismo tiempo que yo sin patinar pero que lo hacía bien solo con pensarlo. Y vino el temido “plan romántico de primavera, tarde en el retiro patinando nuestro amor”. Y yo que otra cosa no pero a precavida (que no paranoica) no me gana nadie, fui equipada hasta las orejas con rodilleras, coderas y muñequeras y el correspondiente modelito de Nancy patinadora con la melena al viento.

Aquí hago un inciso porque estoy convencida que a todas nos pasa, quieres hacer X actividad nueva (sustituye la X con la actividad que más te motive, buceo, vuelo de cometa, ping pon, padel, senderismo…you name it que dirían los americanos) a ser posible en pareja y tienes la necesidad imperiosa de pasar por del decathlon a equiparte de arriba abajo. No pretenderás hacer snorkel con las aletas de cuando tenías 12 años o lo que es peor…no llevar aletas!!! Van a ir todas con aletas menos tú? De ninguna manera, así que vas al deca y compras el conjunto completo (si me apuras te compras hasta la toalla para cuando salgas del agua, que está de oferta y queda fenomenal con tus nuevas aletas y tubito azul turquesa). Que al final buceas una vez y cambias a otro novio que lo que quiere es ir en pony? Bueno pues se vuelve al deca pero la equipación ahí está en el armario para futuras ocasiones…si yo os contara la de equipaciones que tengo…sin estrenar la mayoría…en fín, ya me entendéis. Mi padre siempre se ríe de mí “claro nena (mi padre me llama nena, que si me lo llama un tío igual se traga los dientes pero en mi padre suena bien), no vas a llevar el casco de la bici a patinar, tendrás que comprar otro” (ponedle acento gallego que es mas gracioso)…y tiene razón porque ahí voy yo cambiando de casco según la X que toque!

Bueno, a lo mío, estábamos en nuestra cita de amor en el retiro, con las coderas, rodilleras y muñequeras (sin casco, que aún no tenía ninguno de los 2), poniéndonos nuestros patines. Seguro que olvidé mencionarle a mi querido novio que llevaba 15 años sin patinar pero oye, yo ahí haciéndome la chulita intentando no mirar la puta cuesta por la que estábamos a punto de bajar. Si él patina, yo también. Llega el momento de ponerse de pie, yo sudando del agobio, que 4 años de brackets no se olvidan así como así y ya me veía con los dientes en el suelo y empiezo a patinar a trompicones. Mi (querido) novio se pone de pie y empieza a patinar como las bailarinas en el cascanueces, haciendo giros a mi alrededor, patinando hacia atrás, hacia la izquierda, hacia la derecha, haciendo el águila real…puto novio (ahora marido) que siempre hace todo mejor que yo.

Marido: “cómo vas amor? Te ayudo? Sabes frenar?” (voz dulce)

Yo: “no, no sé frenar y no te me acerques tanto” (voz no tan dulce)

Marido: “Mira lo que hago, sabes hacer esto? Sé ir hacia atrás, mira, y tú?” (emocionado, mamá, mamá, mírame!)

Yo: “no, yo no sé ir hacia atrás, bastante tengo con no caerme” (puto marido)

Marido: “mira, mira cómo derrapo” (por supuesto derrapa, le sale bien y encima no se cae)

Yo: _____ (silencio. Cuando mi odio crece pueden pasar 2 cosas, o que haya silencio durante varios cientos de horas o que grite como una loca…durante varios cientos de horas también).

Así transcurrió el resto de la tarde y ahí acabó nuestra actividad conjunta de patinadores. Y ahí empezó a crecer mi odio hasta 3 años mas tarde en que nos apuntamos juntos a clase (por eso de hacer cosas juntos en pareja) pero claro, yo iba al nivel básico y él al avanzado. Duramos 2 clases en las que mi inutilidad me impidió llegar a más.

Un año mas tarde decidí (esta vez yo sola) apuntarme a un curso intensivo para al menos aprender a frenar (con casco). Ahí fue cuando me partí el culo (literal) en la primera clase. Me caí estando quieta. En cuclillas. No se puede ser mas desgraciada. Me fisuré el coxis, estuve 1 mes sin poder andar, sentarme, reírme o levantarme con normalidad y le cogí miedo a los patines (y nunca aprendí a frenar).

Ahora mi marido va a clases otra vez (él solo) y salta, baja escaleras, hace el power slide y el águila real. Sin casco. Cual Nancy patinadora con la melena al viento. Y yo muero de envidia por ser tan inútil. Dice que no me dejo enseñar y que siempre me enfado (no entiendo por qué lo dice) y que por eso no aprendo. Así que ayer, inauguramos la temporada. Él intenta que yo haga el carrito, y yo me concentro en no enfadarme y dejarme guiar cuando me pregunta por vez 55 “a tí como te enseñaron a frenar?” mientras hace el águila a mi alrededor. La verdad es que está muy guapo patinando, como siempre. Y yo…bueno, yo intento no caerme de cabeza, que lo del casco es muy poco glamuroso y lo he dejado en casa. Muy desgraciada tendría que ser para rompérmela a menos 2 por hora…

IMG_7658

Anuncios

3 comentarios en “Nancy patinadora y acompañante

  1. jijijiji, con la bici no, pero con los patines podíamos ir juntas, que así el ridículo es menos duro, ya se sabe que mal de muchos…. queremos más historias!

  2. Aquí marido-nancy patinadora, descojonado de la risa. Se acerca bastante a la realidad, pero he de decir que es una exagerada (menos en como fué el accidente del coxis…pobrecilla).

    Tengo que decir que sabe patinar bien, igual que otras muchas cosas que sabe hacer muy bien, pero el amor le nubla la razón y la paciencia (y quizás mi vena “borjita se va de campa” también).

    Besos de Nancy Patinadora…

  3. Qué genial eres! Jajajaja yo creo que no sabria mantenerme estable en unos patines…más que nada xq de peque tmpco es que fuese muy habilidosa jiji un besito!! Y escribe más a menudo porque me parto con tus historias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s