De carritos azules, 8 años y un marido

Sé que se supone que esto es un blog de scrap y que yo no soy muy de demostraciones de amor públicas, el momento “palomo mío ven aquí” delante de la gente no va conmigo, ni las muestras excesivas de cariño (cosita dame un beso) ni mirarse con ojos golosones pero hoy…hoy es una excepción.  Hoy hago 2 años como “Señora de”, y 2 años…son muchos meses. 24. También hace (ayer en realidad) 8 años que empezamos a salir, y 8 años y 2 meses (clavados) desde que nos conocimos. Eso son 2 años bisiestos y 6 no bisiestos, en total 2922 días en los que pienso, hablo y estoy con el señor marido.

Durante estos años hemos hecho de todo, nos hemos acercado, nos hemos alejado, hemos engordado y adelgazado, nos hemos disfrazado de mil cosas, hemos ido a Disneyland 4 veces y 1 a Orlando, otras 4 a Londres, hemos recorrido la Costa Oeste de EEUU en coche dejando propinas de 50 dólares, hemos vivido en 5 casas, hemos tenido 4 coches, más de 10 trabajos distintos, hemos tenido risas, sustos (gana el esguince de Bor a 3 días de la boda), fiestas, viajes familiares, de amigos y de amor. Hemos creado 2 empresas y hemos planeado otras tantas, hemos quedado con 200 mil amigos aunque viviesen en la otra punta, hemos ido a comer a Cuenca, hemos bailado “Sopa de caracol” a muerte en el salón, hemos hablado de irnos al extranjero, de tener hijos y hasta nos hemos casado.

Sé que no soy la mejor esposa del mundo, soy un desastre en casa, no limpio nunca (para eso está “La Chari”, ese aspirador fantástico que sus majestades los reyes magos me regalaron el año pasado y que se convirtió en el regalo estrella de la temporada), no sé cocinar (vaaaale sí sé pero lo odio y jamás lo hago), se me acumulan las camisetas sin doblar encima de la cajonera hasta que no se pueden abrir los cajones y cuando llego de viaje mi maleta puede estar abierta en el suelo en medio de la habitación a medio deshacer (para alegría de Lana) un par de meses. Soy una histérica que grita en modo caniche cuando se pone nerviosa y una enfadica cuando algo no es como yo quiero. También soy una borde, insociable (o sociable sólo con quien me da la gana como dice él) y la ranci del grupo. Sé que debería controlar mi carácter (pero es heredado, poco se puede hacer, vaya putada) e intentar ser mas dulce y tranquila, ser mas ordenada y mas hacendosa con mi casa, pero creedme, progreso adecuadamente.

El señor marido me saca de quicio mil veces a la semana, me deja los pelos en el lavabo cuando se afeita, en la ducha cuando se peina (esos rizos que atascan el sumidero), es capaz de dejar la ropa (lavada) dentro de la lavadora una semana (y hay que poner y reponer la lavadora 75 veces hasta que por fin se tiende), y ha llegado a vaciar el congelador entero y tirarlo a la basura “porque estaba todo caducado amor”….alma de pollo…que para eso se congela…, es un desastre con las finanzas y tiene 75 enciclopedias cogiendo polvo en casa de mis cuñados. Me ha dicho perlas como “pareces un redondo de ternera” cuando me he puesto mis medias “sexys” de rejilla para él y tiene ideas de bombero cada 2×3,  hoy quiere hacer un curso de fotografía, mañana uno de barista y pasado montar una tienda en Chueca. Tengo que pedirme días de vacaciones para hacer la mudanza porque en 2 semanas estando en casa solo ha hecho 3 cajas, y mandarle a ikea 9 veces porque compra las cajas para mudarnos de 2 en 2 para que no sobren. Se duerme en el sofá casi todas las noches y me quedo sola viendo la serie que toque ese día, y cuando se levanta antes que yo, enciende la luz y canta en la ducha hasta que me despierta. Es la persona mas impuntual que conozco e ir con el por la calle es un suplicio porque se encuentra a 300 personas por metro cuadrado con las que se para a hablar mientras pones cara de planta para que no te saluden a ti también (insociable, recordáis?). También le odio cuando hacemos algo juntos (o separados) y él siempre lo hace mejor. Da igual que sea patinar, jugar a los bolos, decorar galletas, hablar francés o coordinar una boda. Todo lo sabe y todo lo hace mejor y tu te sientes inútil a su lado (envidia cochina en realidad de que sea un crack que sepa hacer todo…y lo haga bien).

Quizá no me abre la puerta del coche como mi amigo Adrián (partidazo, oigan), pero es la única persona del mundo que sabe llevarme (con sonrisa incluida), que no se enfada cuando grito por vez 77 en el día, que se ríe cuando me tiro un pedo de princesa o cuando le pregunto a la 1 de la mañana de viaje si ya han encontrado a Bin Laden, y que me deja mi carrito azul con muffins caseros (sí, también hace muffins) en la puerta de casa de sorpresa cuando llego a las 7 de la mañana de viaje porque recuerda la ilusión que me hace tenerlo “pero con un lacito rojo amor”. Me dice las cosas con cariño, se levanta a las 8:30 de la mañana aunque no tenga que madrugar para traerme al trabajo, me deja tener a Lana aunque a él no le gusten los gatos, hace la cena todos los días y se apunta a clases de salsa conmigo (por supuesto él ya sabe bailar, pero vamos al nivel iniciación para que yo aprenda y él hace como que no ha bailado en su vida).  Se aprende todos los materiales de scrap que utilizo, diferencia entre el washi tape y la cinta de doble cara, puedo mandarle a comprar algo sin que la líe, y sabe cuáles son mis marcas favoritas y qué diseñadoras me molan más.

No se estresa cuando en el mismo mes he cambiado 8 veces de idea acerca de a qué país quiero irme a vivir una temporada, ni cuando a 3 meses de la boda con toda la decoración comprada decido que no quiero esos colores ni esa temática y hay que volver a hacerlo todo otra vez. Comprende que tengo un generador de ideas en la cabeza 24/7 y no me regaña cuando le envío 90 whatsapps mientras trabaja contándole todo (cada día). Me acompaña a cualquier sitio que le pida y recuerda que me gusta el gel de Mercadona con tapa azul y que odio los olores tipo vainilla, coco, maracuyá o papaya (y no los compra). También me apoya en absolutamente todos los planes que decido y dice que tengo las cosas muy claras en la vida, y se ríe cuando mi tía Rosa dice que soy una chica muy tranquila “y con carácter lineal”.  Me lleva a pasar el día a Valencia para que pueda ver el mar, conduce en casi todos los viajes para que no me canse y me enseña a jugar a la Xbox con él a sus juegos de muerte y destrucción. Me ayuda a hacer las fotos de mi blog (porque siendo realistas…las hace mejor que yo), me graba mis series favoritas en el disco duro para que pueda verlas cuando él no está y me ordena las canciones del itunes. Me deja probar los pintauñas en las tiendas en su dedo meñique cuando yo las llevo pintadas para ver cómo quedan, va a casa de mis abuelos a arreglarles el ordenador cuando yo no puedo ir y me monta todos los muebles de ikea. También me da el bacon tostadito de su sandwich porque sabe que me encanta, me deja comerme todos los saladitos de la caja de atún y sobrasada y me cambia su helado de nata porque a mí me ha tocado de chocolate y no me gusta.

Se disfraza conmigo en todas las fiestas que podemos, hace videos así de molones como invitación de nuestro cumple, y le parece fantástico que quiera ser Blancanieves en Disneyland aunque Mickey esté harto de verme o me vaya a Canadá 3 meses a aprender francés. Es la persona con quien mejor me lo paso y con quien más me río, y sé que me seguiría al fin del mundo, da igual en qué ciudad acabemos viviendo en un tiempo o a quien conozcamos, siempre se me pondrá esta sonrisa en la punta de la lengua cada vez que hable de él. Algún día tendremos mini Berjas y mini Bortas (dentro de mucho, que nadie se emocione antes de tiempo, que ya sabéis que tengo gen madre menos 25) y un bulldog francés. Mi sis siempre decía “pon un Borja en tu vida” y yo me reía, y hoy os lo digo a todas: ponedlo. Da igual que sea un Borja, un Pedro o un Juan. El caso es que tenga “ese no se qué” que no sabes explicar y que hace que quieras tomarte el colacao con él cada mañana. Porque al fin y al cabo, eso es felicidad.

Por eso, 2984 días después de haberle conocido y 731 después de haber cruzado por Gran Vía con Alcalá 35 veces en una tarde y liarla parda en la iglesia y en la boda en general, repito: “Si no saltas en todos los charcos, no lo llames vida”, y yo quiero seguir saltando con él todos los días.

b

Anuncios

22 comentarios en “De carritos azules, 8 años y un marido

  1. ooohhh my god..! Lo que me he reido con este post… y lo cerca que me he sentido de vosotros al leerlo… qué buenos recuerdos tenemos de vosotros, sois tan entrañables y además nos vemos muy reflejados en muchas de las cosas que contáis.. (no, en lo de disney no, ya sabéis, otro tipo de personas jajaja) y hoy he estado con ceci, jose ig y vero… han venido de visita a la oficina…!
    Cuándo nos vemos churris?
    Muas y muchos Muas!

    • Chicoooos!!!! Qué ilusión q os paséis por aquí!!! Deseando estamos de pasar por Zgz (o vosotros por aquí, o Santander…donde sea!) y coincidir jaja que parecemos el perro y el gato!
      Jaja me alegro de que aunque seais otro tipo de personas (os hemos dicho que el mes que viene volvemos otra vez a Disneyland????) os hayáis reido con este post, era el objetivo :))) un beso enormeeee ;)

  2. jjajaa, guapa!! eres genial!!!! un post precioso, espectacular y muy divertido!!! Me alegro que tengas a tu Borja, lo que más me ha gustado lo de dejarse pintar la uñita pequeña!!!! Y es verdad que siempre te acompañan, con la perezota que me daría a mi!!!! Y no eres tan poco sociable, solamente tienes muy claro con quien quieres realacionarte, no? ;) yo soy igualita….

    besitos,ha sido genial verte este finde!!!

    • Jajaja muchas gracias!!! Me alegra q te guste, la verdad es q tener a un Bor está genial, no llega a entender la locura esta scrapera xo al menos la comparte :)
      Y si, has pillado perfectamente lo de la sociabilidad y yo ;)
      Un beso enorme, q guay habernos visto de nuevo!!! :)

  3. Me ha encantado guapisimaaaa
    Me ha parecido precioso. Me he emocionado, me he partido de risa y casi se me escapa una lagrimita. Que viváis muchas cosas más. Un beso enormeee

  4. La suerte la tiene el de tener alguien a su lado que aun odiando contar su vida, ser amorosa en publico y demostrar a gritos lo k siente, ha sido capaz d escribir un blog asi de maravilloso! Eres d las mias, si yo escribiera algo d berto tb hablaria d k m saca de kicio o de k me encanta cuando m llama lagarta. Unadeclaracion de amor sin amor ni empalagosidades. Mas tetas y menos corazones. Un besazo princess!!

  5. Aixxx que bonito es el amor!! Me encanta encanta!! Somos iguales galleteraaa jajaja menos en lo de cocinar…el resto igual, a mi no me molestan las cosas desordenadas, la maleta ahi en medio… Pero intento mejorar xa q no sea tan caotica mi vida jjajaja un besito y felicidades guapos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s